Insights

Por: Catalina Ortiz, APT Leadership
Si te cuento que el mundo está empezando a cambiar gracias a la tecnología y a algo llamado Inteligencia Artificial, ¿Te sorprenderías? Seguramente no, debido a que para nadie es un secreto que la Inteligencia Artificial cada día está tomando mayor protagonismo en nuestra cotidianidad y en los cambios del mundo laboral. Cada día nos acostumbramos más a ella e intentamos normalizarla. Sin embargo, aquí lo importante es entenderla para que podamos verla como un impulso a favor de las organizaciones y no como un desafío agotador e impuesto.

En la actual realidad corporativa, existe un cambio que la Inteligencia Artificial ha generado, el cual considero bastante relevante; “La IA ha generado que aquellos perfiles de líderes tradicionales empiecen a ser sustituidos por líderes que son aprendices permanentes, líderes con curiosidad, que promueven habilidades de adaptabilidad e innovación en sus equipos y que por ende son promotores del trabajo horizontal” (Udemy, 2024). Las organizaciones están en búsqueda de líderes con competencias que la IA no tiene el alcance de aportarle a las organizaciones, líderes curiosos, que tengan sed de nuevas habilidades, sed de Upskilling. Es por esto que, se puede afirmar que hoy en día, el mundo laboral se está transformando de un trabajo basado en la economía a un trabajo basado en competencias (Udemy, 2024). Esto también, lo podemos ver de manera clara, a través del estudio de Gartner que nos muestra que la IA está reemplazando muchas de las competencias técnicas que antes nos hacían competitivos, en este estudio, Gartner afirma que el número aproximado de competencias necesarias para un trabajo incrementa cada año en un 10% y que además, el 30% de las competencias que demandaba el entorno laboral hace tres años, próximamente serán irrelevantes (Udemy, 2024).

Por otro lado, el bienestar de la fuerza laboral está incidiendo cada vez más en la sostenibilidad de una organización. Un estudio de McKinsey destacó la importancia del “propósito de trabajo” entendiéndolo como uno de los principales motores del rendimiento y la productividad. Este estudio revela que los empleados pueden conectar con este propósito, sobre todo en momentos de inestabilidad, con la ayuda de un liderazgo eficaz (Udemy, 2024). Adicionalmente, aterrizando los cambios actuales en el entorno laboral, podemos también notar el auge del término “Burnout”, una condición con la que cada día más colaboradores se sienten identificados. En un estudió global de Adecco Group 2023, se evidencia que más del 50% de los empleados están experimentando agotamiento, emociones negativas diarias y percibiendo indiferencia por parte de las organizaciones hacia su bienestar. 

Estos cambios en el entorno laboral, están generando una necesidad en la fuerza laboral de bienestar y de Upskilling, demandando así, líderes eficaces, con empatía, propósito, agilidad, estrategia e inteligencia emocional (Udemy, 2024). Ser un líder eficaz requiere de nuevas competencias las cuales van más allá del aspecto técnico, son habilidades que se deben promover a través del Desarrollo, coaching y entrenamiento. Entre estas competencias podemos encontrar el pensamiento crítico, la toma de decisiones (incluyendo el ámbito ético), resolución de conflictos, solidaridad, carisma y habilidades interpersonales, las cuales, según el reporte de Udemy 2024, son competencias que son consideradas irremplazables por la IA y que según un estudio de Harvard son el doble de relevantes que el IQ (HBR, 2018).  

Para poder llegar al desarrollo de estas nuevas competencias que el entorno del 2024 demanda, es estratégico apoyarnos en la misma IA y usarla como un motor adicional para las organizaciones. ¿Cómo?, comprendiendo que la Inteligencia Artificial puede aportar a la organización herramientas que pueden optimizar y reducir errores en los procesos de selección, desarrollo y valoración de talento, a través de, por ejemplo, simuladores especializados que, al contar con Big Data, eliminan los sesgos humanos y otorgan analítica predictiva. Convirtiéndose en un complemento que impulsa los procesos de Gestión Humana y el desarrollo de nuevas habilidades, sin eliminar u opacar el input más valioso, el humano.

En conclusión, el futuro laboral se presenta desafiante pero lleno de oportunidades. Integrar inteligentemente la inteligencia artificial en la gestión del talento y el desarrollo de habilidades no solo beneficia a las organizaciones, sino que también contribuye a la creación de resultados empresariales disruptivos y positivos, promoviendo un equilibrio armonioso entre la fuerza laboral y la organización. Es hora de abrazar con inteligencia artificial esta nueva era, guiando a nuestras organizaciones hacia un horizonte de crecimiento sostenible y prosperidad compartida.

Mapa del sitio

¿Quieres conocer más sobre nuestras soluciones?

Contáctanos

PQRS