Insights

Por: Mela Velásquez, Gerente Transición de Carrera

Durante un proceso de transición, permanentemente estamos combinando dos estrategias de búsqueda. Una proactiva, en la cual trabajamos en nuestra visibilidad, en fortalecer nuestra marca personal y digital y activamos nuestro networking para estar en el top of mind de la red, para que nos inviten a participar en procesos confidenciales, que se estén madurando al interior de la organización, y donde la urgencia de reemplazar la vacante es prioritaria, por lo cual, a veces, sin darnos cuenta, ya la posición se llenó, y felizmente puede que sea con nuestro nombre. Y está también la reactiva, en la cual estamos reaccionando a las vacantes publicadas en portales como LinkedIn, en las páginas de las empresas, bajo la sección “Trabaje con Nosotros”, o al recibir la esperada llamada de un reclutador, con una invitación a participar en un proceso; es decir, ya la oportunidad está publicada, y nosotros aplicamos, presentando nuestra hoja de vida.

Entonces, al momento de crear una estrategia para abordar de manera efectiva la búsqueda proactiva, debemos tener presente varios aspectos: 

  1. Red de contactos: es el pilar fundamental. El compromiso personal es crear una agenda de +20 cafés a la semana, de los cuales se puedan generar de 7-10 conversaciones de valor, y que deriven en 2-3 procesos posibles. Esto implica, tener una red de contactos organizada, activa y una mente abierta y curiosa, para escuchar, aprender, desaprender y probar cosas nuevas.
  1. Visibilidad digital: LinkedIn es una gran plataforma que ofrece una amplia visibilidad en un público objetivo, que bien administrado, entrega resultados concretos.  Para mantener esta visibilidad, es necesario:
    1. Depurar la base de contactos con personas que estén en el segmento target y sea con quienes se quiere establecer una relación profesional.
    2. Crear una parrilla de contenido, que esté alineado con la generación de valor y palabras claves, y responda a los intereses de la audiencia.
    3. Publicar, al menos 1 vez a la semana, y estar en interacción con la red, con comentarios de valor y conversaciones de manera permanente.
  1. Visibilidad 1:1: en esta etapa es muy importante estar en contacto permanente con la gente, asistir a eventos, a ferias, a congresos. Participar como voluntario, mentor, académico, moderador, panelista. Estar visible y disponible frente al público que nos interesa. 
  1. Toda interacción, es un momento de verdad. Todo contacto cuenta y nunca subestimen un contacto.

Ahora hablemos de la búsqueda reactiva:

  1. Hoja de vida: La hoja de vida siempre se debe personalizar, de acuerdo a la posición a la cual estamos aplicando. Aunque tengamos una hoja de vida genérica, siempre se debe customizar de acuerdo a la vacante publicada -sin decir mentiras-, de manera que el ATS (Applicant Tracking System / Sistema de seguimiento de aplicantes), apruebe la aplicación y pasemos ese primer filtro.
  1. Aplicación: además de aplicar online, es importante que se active la red de contactos, para que la hoja de vida llegue por diferentes medios y la probabilidad de ser tenida en cuenta, sea mucho mayor.
  1. Proceso de entrevistas: hoy en día los candidatos se deben preparar para entrevistas grupales, individuales, por competencias, estructuradas, no estructuradas, virtuales con una persona, virtuales en un sistema automático de entrevistas, presenciales. Todas las modalidades se pueden presentar y es importantísimo entender el proceso general de entrevistas y tener siempre claro: 
  1. Quién soy, en que soy experto y qué estoy buscando. 
  2. Cómo genero valor: a la empresa, al rol, al equipo, a la comunidad.
  3. Qué mensajes claves estoy vendiendo y quiero que el entrevistador se lleve al cerrar esta conversación.
  4. ¿Estoy proyectando interés, pasión, ganas de trabajar y contribuir?

Y una vez empiezan las entrevistas, siempre debemos preguntar y tener claridad en:

  1. ¿Quién es el contacto principal? ¿Con quién podemos hacer seguimiento?
  1. ¿Cuál es el mejor medio para hacer seguimiento? ¿Whatsapp? ¿Mail? ¿Llamada? ¿Con qué frecuencia?
  1. ¿Cuándo debo recibir noticias? ¿Cuál es el proceso completo? ¿Cuántas entrevistas se esperan? ¿Hay assessments? ¿Pruebas? ¿Algo adicional?

No hay una receta exacta para recibir una respuesta inmediata frente a un proceso, sin embargo, siempre son bienvenidos los correos de seguimiento amables y sinceros, de agradecimiento por las entrevistas realizadas y las invitaciones a participar en los procesos, el compartir artículos e información de interés, el poder referir otras personas cuando estos procesos no cumplan con nuestras expectativas o roles. Siempre hay una persona detrás de cada correo o de cada interacción, no lo olvidemos.

El éxito para mantener una comunicación positiva, destacar el interés y diferenciarse durante estos procesos de selección, siempre van a residir en la coherencia en las respuestas e interacciones que se tengan con el equipo y la empresa, en la empatía generada desde el principio con las personas con quienes interactuamos, y en el interés real que se tiene en la compañía y en el rol.  Seamos nosotros, auténticos, reales, profesionales y llenos de ganas por crear y generar valor permanentemente.

Mapa del sitio

¿Quieres conocer más sobre nuestras soluciones?

Contáctanos

PQRS